Climas de Desigualdad

Este proyecto resulta de una colaboración entre más de 500 estudiantes, educadores y activistas en justicia ambiental en más de 20 ciudades.

La crisis climática no es nada nuevo para aquellas personas que se ven más gravemente afectadas: comunidades indígenas, gente de color y personas de bajos ingresos. Es una continuación de los desproporcionados daños ambientales que estos grupos han resistido durante generaciones.

Ayudemos a compartir las historias que relatan las comunidades de primera línea acerca de su lucha contra el racismo ambiental. Al crear una conciencia global sobre dicho pasado, podremos trazar soluciones equitativas y justas que recuerdan, y rectifican, los daños cometidos.

Socios